Servicios con firma electrónica

¿Cómo funciona la firma electrónica?

La firma electrónica, también llamada firma digital, consiste en un conjunto de datos o resumen cifrado asociado a un mensaje, que permite garantizar con total seguridad la identidad del firmante y la integridad del texto o mensaje enviado.

¿Cómo funciona la firma electrónica?

Para poder utilizar la firma electrónica es necesario haber obtenido previamente un certificado digital.

La firma electrónica se fundamenta en la infraestructura denominada de Clave Pública (PKI), la cual se basa en la utilización de dos claves diferentes (criptografía asimétrica), pública y privada.

a) La clave privada:

Es una clave propia que sólo conoce y posee su titular, el cual es el responsable de custodiarla para garantizar la fiabilidad del sistema.

b) La clave publica:

Tal y como su nombre indica, puede ser conocida por todos sin ningún tipo de riesgo. Esta llave es necesaria para comprobar la autenticidad de la firma y para cifrar la información.

Estas dos claves cumplen dos reglas fundamentales:

1.- Los datos que se codifiquen utilizando una de las claves sólo podrán ser descodificadas con la otra.

2.- Es imposible deducir una de las claves a partir de la otra.

La clave privada se almacena en un dispositivo de uso privado: una tarjeta criptográfica o normalmente el disco duro de un ordenador. La clave pública, en cambio, se distribuye junto con el mensaje firmado, fichero, etc.

¿Cómo se firma electrónicamente un documento?

Cuando se firma electrónicamente un mensaje o fichero para enviar, se aplica una función denominada hash.

Esta función genera un dato llamado huella digital, que cambia en cada fichero o mensaje. Así, dos mensajes diferentes generarán huellas radicalmente diferentes.

Por su parte, y mediante la aplicación de una segunda función, la huella se cifrará con la clave privada. El resultado será la firma electrónica de un mensaje.

¿Cómo se verifica la firma?

El receptor de un mensaje que incluya firma electrónica puede comprobar que el mensaje no ha sido modificado aplicando la función hash sobre el mensaje recibido. El resultado será la huella del mensaje.

Sobre la firma electrónica recibida, el receptor aplicará la clave pública del emisor a fin de descifrarla. El resultado será una huella que debe coincidir con la huella del mensaje. Si esto se produce, existe la garantía de que el mensaje no ha sido modificado y de que ha sido emitido por el titular de la firma.

Servicios con firma electrónica

93 202 98 02

De lunes a viernes de 8:15 a 14:15
Lunes y martes de 15:30 a 17:15